Make your own free website on Tripod.com

  El paisaje adquiere ahora una mayor monotonía, con todas las laderas cubiertas de matorral a base de escobares, brezos y jaras.
  El siguiente tramo, con rumbo norte, hacia la cumbre del
JÁLAMA (1493 m. de altitud), presenta un perfil
prácticamente plano a lo largo de otros 2 km., para girar a la derecha al tiempo que faldea la vertiente oriental del citado
Jálama. En esta parte, el camino desciende suavemente hacia la cabecera del
ARROYO DEL JOCINO, donde las aguas saltan desniveles en forma de
cascada junto al mismísimo camino. Arriba, coronando la ladera, se encuentra la cumbre del Jálama, con acceso por su vertiente norte a través del
ALTO DE LA NEVERA (este tramo alternativo, de
apenas un kilómetro y sólo realizable a pie, exige un duro esfuerzo de más de una hora de duración).
  La calzada prosigue hacia el norte y, a 1200 m. del arroyo Jocino, confluye con una pista trazada por encima. A
continuación, el ciclista llega a una zona donde existen varias encrucijadas. Sería enrevesado definir aquí las opciones a derecha o izquierda que hay que seguir, por lo que indicaremos que lo correcto es buscar siempre el norte, ya que todas las pistas conducen a la carretera de Villamiel a El Payo, pasando por el amplio
cortafuegos que hace de límite provincial entre Cáceres y Salamanca.
  Una vez en la carretera mencionada, el
PUENTE DE ALMENARA, que sortea el cauce del río Payo, queda a escasa
distancia, siempre y cuando hayamos
girado a la derecha al llegar al asfalto.
  Tras el descanso obligado para reponer fuerzas, y, si se quiere, para observar el ecosistema fluvial originado por este río, iniciaremos la vuelta a
VILLAMIEL por carretera. Son 15'5 kms. con numerosas curvas y altibajos, sin pérdida posible. Como en todos los casos en los que se
circule por carretera, conviene extremar las precauciones.

Tomado de "101 EcoRutas de Fin de Semana:
Extremadura y Sur de Portugal"   
José Luis Rodríguez.    Ed. GeoPlaneta